Honda FACO

La historia de Faco comienza muchos años atrás en la antigua ciudad de Worms en el Rhineland Palatinate Alemania, donde nace el 5 de Octubre de 1896 Franz Amrhein Becker, hijo mayor del matrimonio entre Franz Amrhein Wyrsch y Katharina Becker Cornelius. Siendo Franz un joven estudiante, conoce en su ciudad natal Worms, al joven Max Koberg Bolandi, originario de Costa Rica y de ascendencia alemana, quien fue enviado por su padre Don Max Koberg Schatz a estudiar en esa ciudad.

Franz y Max emprenden una gran amistad, por lo que el señor Koberg Schatz invita a Franz a pasar unas vacaciones en Costa Rica.

Este acontecimiento cambiaría para siempre el destino de Franz que para esta fecha ya contaba con 16 años de edad. Al aceptar la invitación y se embarca en el puerto de Hamburgo, Alemania el día 2 de Enero de 1913 en el Buque Kaiserin Augusta Victoria y llega a Ellis Island New York el día 17 de Enero de 1913 y prosigue luego su viaje para desembarcar finalmente en Puerto Limón, Costa Rica, contaba don Franz.

Estando don Franz en Costa Rica estalla la Primera Guerra Mundial, lo que le imposibilita el regreso a su país y es por esa razón que decide comenzar a trabajar en el Almacén Koberg y Echandi, donde poco tiempo después por su trabajo y su gran capacidad logra convertirse en socio de este almacén.

Corre el año 1928 y don Franz Amrhein Becker contrae matrimonio con la señora Ester Pinto Hernández, fruto de este matrimonio nacen 4 hijos: Francisco, Arnoldo, Manfred y Mario. Todos ellos han laborado en la empresa durante estos 60 años.

Don Franz decide independizarse del Almacén Koberg y funda la Compañía Automotriz, donde obtiene la representación de la Ford Motor Company así como la Goodyear Rubber Plantation Company, firmas norteamericanas de gran importancia comercial.

Pasan algunos años y comienza la Segunda Guerra Mundial, era el 1 de setiembre de 1939.

Inician los problemas de los ciudadanos alemanes, italianos y españoles residentes en Costa Rica, los que fueron deportados a campos de concentración en los Estados Unidos entre los años 1941 y 1944, don Franz fue deportado al Campo de Concentración Fort Lincoln, Bismarck en Dakota de Norte; durante los años que estuvo ahí nunca perdió la esperanza y con esa voluntad admirable trabajó como bombero forestal y sembrando árboles.

Termina la guerra y puede regresar a Costa Rica hasta el año 1946. A empezar de nuevo, después del conflicto bélico perdió la Compañía Automotriz y sus representaciones.

Siempre con esa voluntad inquebrantable, decide alquilar una pequeña oficina en los altos del Almacén Koberg en San José y obtiene la representación de la Klockner Humboldt Deutz, después de un tiempo alquila otro local situado en Avenida Primera, frente al antiguo Abonos Agro donde empieza a comercializar motores estacionarios Deutz y camiones Magirus Deutz; así como máquinas de coser marca Anker, láminas de plywood y de acero, pinturas, muebles para terrazas y hasta peines para teñir cabello.

Con toda esa gama de productos construye en Cuesta de Moras un edificio propio y entonces obtiene la representación de John Deere agrícola e industrial y la BMW.

Después de un tiempo obtiene también la representación y distribución de la Marca Honda en 1969 y adicional a esto se da inicio al ensamble de vehículos Honda junto COOPESA en Costa Rica, negocio que se tuvo que dejar de lado por políticas gubernamentales.

Se toma luego la decisión de dividir en dos locales la Compañía: Gasolina (automóviles) en Cuesta de Moras, San José y Diesel (maquinaria) en la Uruca, local donde actualmente se encuentra Faco.

Debido a la crisis económica que se vivió al inicio de la década de los ochenta, Faco se ve obligada a reunificar en La Uruca todas las líneas y luego en la misma se decide ir dejando paulatinamente todas las representaciones para así dedicar todo su esfuerzo a la marca Honda.

El 4 de Agosto de 1994 se produce un incendio que casi consume todo el edificio de Faco en la Uruca y fue con mucho esfuerzo, trabajo y dedicación que se logró salir adelante.

Por un deseo expreso de su fundador, Faco siempre se ha caracterizado por ser un negocio familiar que ha reunido a tres generaciones en estos 60 años.


Es importante mencionar a don Herman Amrhein Becker, hermano menor de don Franz Amrhein Becker, quién vino de Alemania para Costa Rica con su familia y trabajó a su lado hasta el día de su retiro.

Don Herman fue uno de los pilares en los inicios de Faco.

Cumpliendo el sueño de don Franz el día de hoy su familia aún labora en la empresa que él fundó en 1951.


Hemos celebrado con mucho orgullo nuestro 60 aniversario y la reinauguración de la sede central en La Uruca. Actualmente Faco cuenta con una nueva sucursal en Curridabat además de nuestra sucursal de repuestos en Alajuela y un taller de enderezado y pintura.


El saber que descendemos de Franz Amrhein Becker, hombre bueno, trabajador, con una voluntad admirable, que logró lo que pocos han logrado, que triunfó lejos de su tierra a pesar de todos los obstáculos, que formó una familia a la cual le inculcó los mejores valores, el saber que pertenecemos a un legado como el suyo, nos hace siempre mirar hacia el futuro.

Misión y Visión

Misión:
“Construir un vínculo permanente con nuestros clientes y colaboradores, sustentado en el trato personalizado y altos estándares de calidad y servicio”.

Visión:
“Ser preferidos por ofrecer servicios automotrices de excelencia con un trato personal único”.